Movimiento Obrero - Mundo del Trabajo  [El Problema Español [Correo recibido] 

SINDICALISMO OBRERO O NACIONAL SINDICALISMO

LA NEGOCIACION COLECTIVA EN EUSKADI

 

Óscar Gómez Mera

Militante del PCE-EPK y de CC.OO. de Euskadi

 

         Este año sin duda será trascendental para la negociación colectiva en Euskadi. En el 2003 la Negociación Colectiva se caracterizó por el acuerdo entre ELA, ESK y LAB, lo que provocó una mayor confrontación y una paralización de la Negociación Colectiva sectorial, dejando a gran número de trabajadores y trabajadoras sin renovar sus condiciones laborales y salariales.

 

         En la Negociación Colectiva del 2003 nuevamente nos hemos encontrado con la estrategia del sindicato nacionalista ELA en su pretensión de trasladar la Negociación Colectiva al ámbito de la empresa. La novedad del 2003 es que el sindicato abertzale LAB aceptó esta estrategia, al suscribir el acuerdo sobre Negociación Colectiva y ámbito socio-laboral junto con ELA y ESK. Bien es cierto que esta alianza se da más por estrategia política que sindical, lo que en la negociación de algunos convenios sectoriales le ha supuesto contradicción entre sus propias bases; incluso se ha llegado a dar el caso de que LAB firme el convenio en la mesa negociadora con la posterior desautorización de la organización, como es el caso del Convenio de Limpieza de Araba.

 

2 modelos de negociación.

 

         El desarrollo de la Negociación Colectiva de 2003 reflejó dos modelos antagónicos:

 

1)       Un modelo basado en el principio de solidaridad y en la regulación colectiva de los derechos de todos los trabajadores y trabajadoras.

 

Un modelo de sindicalismo de clase, solidario y confederal, el que defendemos los sindicalistas de CC.OO. (los sindicalistas de verdad, los que pisamos los tajos y no las moquetas, los que estamos día a día con los “currelas”).

 

Este modelo se basa en dos puntos básicos:

 

a)     Hacer que la Negociación Colectiva tenga carácter solidario a través de la defensa del ámbito sectorial provincial, para que sea de aplicación a todos los trabajadores y trabajadoras del sector correspondiente.

b)    Poner los cimientos necesarios para que el Convenio Sectorial sirva de punto de partida para mejorarlo en la empresa, mediante los acuerdos o pactos de empresa.

 

2)       El otro modelo es el del sindicato nacionalista ELA, al que en el año 2003, como se ha dicho antes se ha adherido el sindicato LAB.

 

Un modelo que supedita los intereses de la clase obrera al interés de la organización. Un modelo injusto e insolidario que pretende trasladar la negociación al ámbito de la empresa dejando sin regulación de sus derechos laborales a un buen número de trabajadores que pertenecen a empresas que no tienen posibilidad de una negociación real.

 

En definitiva, un modelo que manipula a la clase obrera y la pone al servicio de sus intereses estratégicos, ya que las estrategias políticas de ELA y LAB traicionan a la clase obrera.

 

 

La estrategia de ELA coincide con la del Partido Popular.

 

         La estrategia de ELA, la de negociar empresa por empresa, coincide con las pretensiones de la CEOE tal y como se comprobó en el marco de la reforma de la Negociación Colectiva de 2002. Posición que, no es menos curioso, coincide con la del PP.

 

         Los trabajadores y los sindicalistas de clase no entendemos las decisiones que dejan sin efecto los Convenios Sectoriales, que lo único que consiguen es debilitar al movimiento obrero y dejan en la cuneta a los trabajadores de la pequeña empresa. El matrimonio sindical que mantienen estas dos organizaciones perjudica los intereses de la clase obrera vasca, por decisiones ajenas al sindicalismo obrero.

 

         Muestra de ello es que en Bizkaia hay 23 convenios pendientes de renovar que afectan a 61.000 trabajadores y trabajadoras. Los Convenios del Comercio (Mueble, General, Textil, Piel, Metal y Calzado) están sin renovar desde 2000 y 2001. En todos ellos la mayoría absoluta es de ELA.

 

         En Gipuzkoa un 62% de la clase obrera tiene pendiente de renovación sus convenios, entre otros: Metal, Hospitales y Clínicas, Comercio (General, Metal, Textil, Piel), Oficinas y Despachos, etc… Todos ellos con mayoría absoluta de ELA o ELA-LAB.

 

         Destaca sobre todo el Convenio del Metal de Gipuzkoa, con más de 50.000 obreros y obreras a la espera, donde CC.OO. y UGT tenían suscrito un preacuerdo del 5% y 11 horas de reducción de jornada para un tercer año (2003) en un convenio bianual (2001-2002) al que renunciaron ELA y LAB (este último firmante del convenio anterior), y que por otra parte la patronal guipuzcoana ADEGI no ha querido aplicar. En aras de la unidad de acción que beneficiase al conjunto de la clase obrera, CC.OO. trató de mejorara el preacuerdo. Unidad dinamitada por ELA y LAB que han mostrado más interés en confrontarse con CC.OO. que en negociar las condiciones laborales de los metalúrgicos guipuzcoanos. El resultado sólo 7 días de movilización  y los trabajadores del metal sin convenio.

 

         Esta es la consecuencia de la instrumentalización de la Negociación Colectiva del 2003 por parte de ELA y LAB, dejando patente su insolidaridad e irresponsabilidad en el ejercicio de su mayoría en aquellos convenios donde la poseen, al anteponer sus intereses como organización al conjunto de los trabajadores.

 

 

Frente Obrero o Frente Nacional. El síndrome de la Mantis Religiosa.

 

         Pero la estrategia de ELA y LAB no es fruto de la casualidad. ELA y LAB son sindicatos nacionalistas. ELA tradicionalmente fue un sindicato pactista con la patronal y con los sucesivos Gobiernos del PNV. Sin ir más lejos, ELA y LAB convocaron una contrahuelga en contraposición a la del 20-J un día antes, con el beneplácito de la burguesía vasca del PNV y EA.

 

         LAB, que viene a ser el brazo sindical de la izquierda abertzale, siempre ha defendido el convenio provincial como instrumento solidario en la Negociación Colectiva, coincidiendo con CC.OO. Pero al igual que la izquierda abertzale ha ido perdiendo por la izquierda y convirtiendo su patriotismo en nacionalismo reaccionario (valga la redundancia). Hoy la izquierda abertzale, incluida la sindical, ha abandonado toda lucha social y de clase, y centra sus esfuerzos en conseguir frentes nacionales (como el sindical ELA-LAB), ya que no es casualidad que Batasuna centre todos sus esfuerzos políticos en lograr una candidatura única con PNV, EA y Aralar. Candidatura donde la “izquierda” y la derecha van de la mano.

 

         En definitiva, el extraño maridaje ELA-LAB acabará pasando factura al sindicato abertzale, que tiene todos los síntomas del síndrome de la mantis religiosa: una vez que la mantis religiosa hembra (ELA) ha copulado con el macho (LAB), le arranca la cabeza y se lo come.

 

¿Nacional-sindicalismo?

 

         En resumen, lo anteriormente expuesto es la estrategia del sindicalismo nacionalista de ELA y LAB. Formar un frente nacional, donde no sería de extrañar que en un futuro no muy lejano se sumase  el PNV-EA para librar una cruzada contra los infieles maketos, marxistas y ateos, como diría Sabino Arana.

 

         Los trabajadores y los sindicalistas de clase debemos denunciar esta forma de sindicalismo, que recuerda al nacional-sindicalismo joseantoniano de la Falange Española Tradicionalista de las JONS, y al sindicato nacional donde convivían trabajadores y patrones.

 

         Debemos propugnar un sindicalismo de clase, combativo, solidario y participativo. Un sindicalismo obrero. Un sindicalismo que se oponga a toda opresión de una nación o lengua , pero que no pase de ahí, ya que eso supondría traicionar a la clase obrera y ponerse de parte de la burguesía. Quien quiera servir a la clase obrera, deberá unir a los trabajadores y trabajadoras de todas las naciones, luchando contra el nacionalismo burgués, tanto contra el “propio” como contra el ajeno.


Anarquismo - Antiglobalización  -  Antivirus  -  Archivo Sonoro  -  Argentina  -  Bibliografía/Citas  - Brasil - CGT - CCOO -   Ciencia - CineColombia -  Contactos / Foro - Convenios ColectivosConvocatorias  - Convocatorias defensa FERROCARRIL  -  Correo recibido  -  Chile  -  Cuba  -  Documentos -  Documentos militante -  Ecología -  Economía -  Empleo -  Enlaces -  EE.UU. -  EuropaFormación -  Fotografía - HumorHUELGA GENERAL  - Infancia - LegislaciónLiteratura  - Memoria HistóricaMéxico - Mujer-   Mundo Insurgente - Mundo del Trabajo -   No Fumar -  Organigrama -  Palestina -  Plan de trabajo -  Prensa -  Problema Español -  Profesionales y Comunistas -  Resoluciones  - Sáhara Occidental - Salud - SIDA - Sexualidad -   Software Libre -  Venezuela -  XVI Congreso Federal y  -  VI Congreso de Madrid - Yugoslavia
Volver a la página de inicio

Novedades


Sito Web de la Agrupación de Profesionales del Partido Comunista de Madrid  http://www.profesionalespcm.org 
Los comentarios son bienvenidos
(profpcm@profesionalespcm.org): Carta a profpcm@profesionalespcm.org
Teléfono: (+34) 91 539 20 05 Fax. 91 539 03 37
Domicilio Social: C/Fray Luis de León, 11 - Esc. 2-2º (28012) Madrid. 

Envíanos tu aportación, o comentarios via formulario.
Recomendado reproducir material citando su procedencia..

Gracias por no fumar en los lugares comunes - http://tobacco.who.int GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES