SIDA

SIDA: Responsabilidad criminal 
de los partidos políticos españoles

 

Jesús García Blanca*

www.cadizrebelde.com

 

Los que matan siguen siendo siempre los poderosos.

Elias Canetti. Masa y Poder.

 

Desde sus respectivas posiciones en las instituciones y en sus diferentes estrategias de relación con la sociedad, los principales partidos políticos españoles –PSOE, PP e IU- vienen acumulando desde hace años graves responsabilidades éticas y políticas que podrían –y deberían- plantearse en el ámbito judicial.

 

   La violación sistemática de derechos humanos en el campo del SIDA es un crimen cuya principal responsabilidad recae sobre esos poderes más allá de todo control cuyas cabezas visibles son las multinacionales farmacéuticas.

   Asimismo, el comportamiento de los científicos y médicos en el campo del SIDA supone no sólo el incumplimiento de las incontables Declaraciones aprobadas cínicamente en conferencias internacionales, congresos y foros dedicados al SIDA, sino el pisoteo de todos los códigos de Bioética y Ética médica habidos y por haber.

   He dedicado mucho tiempo y energía –y continuaré dedicándolos- a analizar y valorar esos aspectos y otros de gran importancia como el comportamiento de los medios de comunicación, de las ONGs o de instituciones internacionales de Derechos Humanos.

    En este caso quiero centrar el análisis en la actuación de los responsables políticos –en las instituciones y en la calle- y fundamentalmente de aquellos que pertenecen o representan a los tres grandes partidos de ámbito estatal: Partido Socialista, Partido Popular e Izquierda Unida.

   El propósito de este texto es principalmente didáctico. No se trata de un análisis profundo de las causas y consecuencias, sino de unos breves datos que permitan situarse rápidamente y tener una panorámica de las actuaciones de los tres partidos, lo que constituirá un ejemplo nítido de cómo desaparecen las aparentes –superficiales- diferencias entre partidos cuando se trata de asuntos que constituyen o se enraizan con pilares del Sistema en el que medran y mantienen sus respectivas cuotas de poder.

 

1981

   Aparece un informe de los CDC (Centros para el Control de las Enfermedades) describiendo cinco casos de Neumonía PCP en homosexuales. Es el texto que marca el inicio de la Pandemia. Desde hacía meses determinados miembros del EIS (Servicio de Inteligencia de Epidemias) apoyados por otras agencias estatales –Institutos Nacionales de Salud- y grandes compañías farmacéuticas venían cocinando el montaje. Por eso a renglón seguido de la publicación del informe, ya se lanzó el apocalíptico mensaje: el mundo tenía encima una nueva enfermedad contagiosa y mortal.

 

1983

   Luc Montagnier puclica un artículo en Science en el que afirma haber descubierto el virus probablemente causante del SIDA. Diez años más tarde (1993) un equipo científico demostró que el texto tan sólo describía reacciones de enzimas celulares sometidas a productos químicos estresantes. Cuatro años después (1997), el propio Montagnier reconoció en una entrevista que no había aislado ningún virus.

 

1984

   Robert Gallo anuncia en una conferencia de prensa junto a la Ministra de Salud norteamericana que ha descubierto la causa del SIDA. Unos meses después publica un artículo en Science prácticamente calcado del de Montagnier. Se inicia una Campaña de Terror que dura hasta hoy junto con dos negocios espectaculares: el de los “tests de VIH” y el de los “tratamientos antivirales”.

Once años después (1995) Gallo es condenado por fraude al haber robado a Montagnier sus células estresadas.

 

1987

   Se comercializa el primer producto antiviral, el AZT algunos de cuyos efectos descritos en la literatura científica son: miopatías musculares, encefalopatías, daños genéticos en fetos, anemia, atrofia muscular, inmunodeficiencia y daños en hígado y riñón.

Trece años después, la persona que informatizó los datos del estudio que sirvió para su aprobación hace público que tuvo que dimitir porque la forzaron a falsear los datos.

Dos artículos científicos firmados por Eleni Papadopulos (Biofísica) y Peter Duesberg (Virólogo) marcan el inicio de la crítica a la teoría viral del SIDA.

 

1990

   Diversas organizaciones comienzan a trabajar en España para difundir los trabajos científicos críticos.

 

1993

   El Dr. Enric Costa Vercher publica un libro que recoge los resultados de una investigación personal con enfermos de SIDA. La conclusión es que los problemas de salud de esas personas nada tienen que ver con un virus y que los tratamientos han llevado a muchos a enfermar y morir. El Colegio de Médicos de Valencia le abre un expediente que posteriormente deja en suspenso.

   A partir de este año el esfuerzo de las asociaciones críticas se dirige a traducir documentación científico-médica y a difundir la información a nivel social y político.

 

1995

   Aparece un artículo científico crucial     en el que el Virólogo Stefan Lanka revisa la literatura científica relacionada con el VIH y demuestra que nadie ha llevado a cabo los procedimientos estandarizados para su aislamiento. Dicho en plata: el pretendido descubrimiento es un fraude.

   Entretanto, el lanzamiento de nuevos productos antivirales permite la ruptura del monopolio de Glaxo-Wellcome y la entrada en el negocio de las principales multinacionales farmacéuticas.

 

1996

   La investigación crítica ha dado un salto cualitativo: por un lado los trabajos de Lanka y Papadopulos desmontan minuciosamente todas las afirmaciones científicas oficiales sobre el SIDA; por otro las infestigaciones de los doctores Heinrich Kremer (médico) y Alfred Hässig (inmunólogo) van poco a poco explicando los auténticos problemas de salud que se esconden bajo la etiqueta “SIDA” y aportando soluciones y tratamientos que comienzan a dar resultado en casos graves e incluso terminales.

   A partir de este año se intensifica también la actividad de las organizaciones críticas en el terreno político: el PSOE termina su período de gobierno estatal y ha seguido puntualmente las directrices norteamericanas en cuanto a prevención, diagnostico y tratamiento. Se podría argumentar que no sabían nada sobre un movimiento crítico que comenzó nueve años atrás; sin embargo los contactos con responsables socialistas en Andalucía –incluidos dos Consejeros de Salud- y en el parlamento nacional no sirven para iniciar ningún replanteamiento, ni como oposición estatal ni como gobierno en Andalucía.

   En cuanto al Partido Popular, se inicia una serie de comunicaciones con el Ministerio de Sanidad para hacerle llegar la documentación y la evidencia clínica disponible: cartas al Ministro y escritos al Plan Nacional sobre SIDA.

   Por último, se produce el primer contacto con una parlamentaria andaluza de Izquierda Unida muy ligada a los movimientos sociales en una de las zonas más castigadas por la “epidemia”, el Campo de Gibraltar.

 

1997

   Este año se producen varios acontecimientos de gran trascendencia: el Dr. Montagnier reconoce en una amplia entrevista que no llevó a cabo la operación básica para proceder al aislamiento de un virus: “no purificamos” debía haber rezado el titular más impactante de la historia del VIH. Naturalmente Falsimedia lo silenció como viene silenciando o manipulando toda la información crítica relacionada con el SIDA.

   En España, el Ministro lleva más de un año sin contestar a pesar de tres peticiones realizadas desde la Casa Real. Aunque otros si “contestan”: el Secretario del Plan Nacional sobre SIDA envía un dibujo (¡) del VIH acompañado de la fotocopia de un libro de texto; por su parte el Consejo General de Colegios Médicos de España reconoce que no dispone de la documentación relativa al aislamiento del VIH.

   En junio y agosto respectivamente se producen entrevistas con el portavoz del grupo parlamentario de IU-CA y con el coordinador general de Izquierda Unida. Esta última marca el inicio de una interminable serie de gestiones con numerosos responsables regionales y estatales de la federación.

  

1998

   El acontecimiento más importante de este año, es que por vez primera un científico crítico logra penetrar los mecanismos de censura y participar en la Conferencia Internacional del SIDA, celebrada este año en Ginebra. La Doctora Eleni Papadopulos expuso con minucioso rigor los resultados de once años de investigación desmontando con brutal precisión la teoría viral y por tanto el punto de apoyo del Montaje SIDA. Estaban presentes los “números uno” del SIDA en el mundo: Robert Gallo, Luc Montagnier, David Ho, Anthony Fauci... ninguno contestó.

   En junio, el Consejero de Salud socialista en la Junta de Andalucía recibe un escrito acompañado de numerosa documentación poniéndolo al corriente de la situación y pidiéndole que inicie una investigación al respecto. Durante un año y medio se le insiste por varias vías: a pesar de la gravedad del problema y de la evidencia científica y clínica, no hace absolutamente nada.

 

2001

   Una denuncia presentada en la Fiscalía General del Estado da cuenta con especial crudeza de la responsabilidad criminal de quienes ejecutan las políticas sanitarias en relación con el SIDA obedeciendo sin rechistar las órdenes emanadas de las agencias norteamericanas, avaladas por científicos sin escrúpulos financiados por multinacionales.

   Aunque la denuncia se refiere al caso específico de las embarazadas seropositivas, el esquema de actuación puede hacerse extensivo a todos los calificados de “seropositivos” o de “enfermos de SIDA”: “las autoridades sanitarias españolas podrían ser responsables de la administración de productos documentados como tóxicos a mujeres embarazadas seropositivas diagnosticadas mediante tests no validados, y de la violación del principio de consentimiento informado al ocultarles la falta de fiabilidad del diagnóstico y los riesgos que para su salud y la de sus bebes tienen los tratamientos, incluyendo graves lesiones específicamente consideradas como delito por el nuevo código penal”[1].

 

2003

   El balance de todas estas acciones y gestiones es simple y rotundo: los tres grandes partidos españoles se han convertido en cómplices de actuaciones que violan claramente derechos fundamentales y que si llegaran a plantearse en el ámbito judicial –y estamos luchando por ello-, muy probablemente constituirían delitos contra la salud y la vida.

   En el caso del PP y del PSOE, podría decirse que su responsabilidad en este asunto es ejecutiva y directa puesto que han tenido y tienen responsabilidades de gobierno. Sin embargo desde el punto de vista ético aún parece más grave el comportamiento de IU, especialmente si tenemos en cuenta las proclamaciones que se realizan en sus documentos y programas electorales sobre su implicación con los movimientos sociales y la lucha por la justicia.

   Produce algo más que una profunda vergüenza leer frases como estas: “Debe ser uno de los principales objetivos de IU transformar su práctica en una constante escuela de ciudadanía abierta, plural, crítica y valiente. Un proyecto donde quepan todos los (...) que apuesten por la posibilidad y la realidad de un mundo más justo y solidario (...) dar respuesta a los retos sociales y políticos (...) estar abierta y dispuesta a integrar y dar participación a todo aquello que es una expresión del conflicto y de la resistencia contra este medio (...) necesidad de cambio, de movilización, para la realización de propuestas alternativas al neoliberalismo (...) unos órganos de expresión que difunda nuestra política y que da la voz a los movimientos sociales y sociedad civil crítica”.

   Durante siente años –siete años- un tropel de responsables en IU ha venido comportándose cobardemente, rehuyendo el conflicto con los poderes establecidos, cruzándose de brazos y apoyando las propuestas oficiales del capitalismo, dando la espalda a los colectivos sociales que una y otra vez han acudido a ellos para pedir colaboración y apoyo.

Mucha gente ha muerto en esos siete años. Mucha gente ha sido engañada, aterrorizada y envenenada. Los que mandan son culpables por las decisiones que han tomado, los que deberían controlar a los que mandan son culpables por la esperanza que han destruido, por la decepción que han generado, por la cobardía que han demostrado.

   La lucha continúa por aquí abajo.

 

 

Recursos en la Red:

En español, catalán e inglés:

·              www.free-news.org

·              www.plural-21.org

En inglés:

·              www.virusmyth.com

·              www.aidsmyth.com

·              www.continuum.org.uk

·              www.thuntek.net/sumeria/aids.html

Para traducir textos y webs: www.babel.altavista.com/translate.dyn?sourceid=00284337621639179430&doit=do

 

Las personas o colectivos dispuestos a implicarse en una iniciativa judicial en relación con lo expuesto pueden enviar sus propuestas y declaraciones de disponibilidad a kefet@telepolis.com.

La idea es preparar una acción colectiva con todas las aportaciones para forzar el traslado de las actuaciones presuntamente delictivas de los responsables públicos al terreno judicial.

 



 

Sito Web de la Agrupación de Profesionales y Técnic@s del Partido Comunista de Madrid  http://www.profesionalespcm.org 
Los comentarios son bienvenidos
(profpcm@profesionalespcm.org): Carta a listas.difusion@wol.es
Teléfono: (+34) 91 539 20 05 Fax. 91 539 03 37
Domicilio Social: C/Fray Luis de León, 11 - Esc. 2-2º (28012) Madrid. 

  Envíanos tu aportación, o comentarios via formulario. Para volver a la página de inicio de www.profesionalespcm.org
Recomendado reproducir material citando su procedencia..

Gracias por no fumar en los lugares comunes - 
ACLAREMOS LAS COSAS: EL HUMO AMBIENTAL DEL TABACO TAMBIÉN MATA, COMO LA CONTAMINACIÓN PERO EN EL INTERIOR http://tobacco.who.int GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES