CUBA SOCIALISTA 

LA COMPLICIDAD DE LOS GOBERNANTES CHECOS EN LOS RECIENTES ATAQUES Y MANIOBRAS CONTRA CUBA.

Percy Francisco Alvarado Godoy- percyag@cimex.com.cu 
Escritor guatemalteco.
12 de julio del 2003.

"Este es el momento de internacionalizar una política hacia Cuba", manifestó el embajador de la República Checa, Martín Palous, al anunciar la visita del primer ministro de su país a los Estados Unidos durante los próximos días. Según el diplomático, entre la agenda de Vladimir Spidla está entrevistarse con dirigentes de los grupos anticastristas -entiéndase mafia terrorista de Miami- radicados en el sur de la Florida. De inmediato, el director ejecutivo de la FNCA, Joe García, dijo que ellos estarían presentes en la cita. Por supuesto, la visita de Spidla y de su canciller Cyril Svoboda a la urbe miamense entre los días 19 y 20 de julio próximos permitirá, según declaraciones de Palous al "libelo de la mafia", el Nuevo Herald, abarcar "un amplio espectro de organizaciones y tendencias políticas". A partir de ello estarán presentes en el encuentro una vasta gama de grupos de larga historia en la beligerancia contra Cuba como la FNCA, Alpha 66, Cuba Independiente y Democrática, etc. Igualmente, asistirán otros de reciente creación como el Congreso Nacional Cubano. Allí debatirán los próximos planes de agresiones contra Cuba y la estrategia para lograr un cambio "democrático" en la Isla.

Para los cómplices checos de la mafia, el tema del "embargo no es ya el tema predominante sobre el caso cubano, sino la permanencia de un régimen totalitario que viola los derechos fundamentales de sus ciudadanos". Obviamente, los gobernantes checos se ponen incondicionalmente al servicio de los grupos terroristas de la Florida, tal como lo han hecho en reiteradas oportunidades. Su deseo de protagonizar un significativo papel en los ataques anticubanos ante esta mafia y los Estados Unidos, es parte de ver coronadas con éxito sus pretensiones de recibir favores del poderoso imperio yanqui. Por tal razón, no les preocupa en lo más mínimo los daños provocados en el pueblo cubano como consecuencia de un criminal bloqueo mantenido por más de 40 años. Les preocupa, sin embargo, un cambio "democrático", un retorno al capitalismo como sucedió en su país.

Cualquiera podría pensar que estas declaraciones expresan una postura nueva o un cambio en la orientación política del gobierno checo, como consecuencia de las actuales posiciones adoptadas por la Unión Europea. En esto se equivoca. El gobierno checo, desde 1989, se convirtió en uno de los principales aliados de Estados Unidos en sus campañas aislacionistas contra Cuba. Lo hecho hoy por ellos, no es más que una expresión de la continuidad de una política mercenaria y cómplice mantenida durante más de una década. Es, en esencia, una prolongada página de entreguismo, de sórdidas manipulaciones y de mercenarismo continuado.

Las actuales maniobras anticubanas del gobierno checo.

A partir de la complicidad del gobierno checo para fomentar la contrarrevolución interna dentro de la Isla, poniendo su sede diplomática al servicio de estos objetivos, así como su participación abiertamente servil dentro de la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra, nuevos hechos han sucedido en los meses recientes como expresión de tal política. Baste destacar algunos de ellos para analizar el papel de la dirigencia checa en las manipulaciones anticubanas.

· El 4 de abril del 2003, la Fundación "Hombres en Emergencia", financiada por el gobierno de la República Checa, efectuó una provocadora manifestación frente a la embajada de Cuba en Praga. Unas cien personas lanzaron consignas anticubanas y condenaron la reciente detención del grupo quintacolumnista de asalariados de la SINA por parte del gobierno de la Isla. Jan Rumi (senador), Ivan Pilip y el jefe de la fundación, Tomas Pojar, encabezaron los ataques verbales contra la sede diplomática. Llama la atención el hecho de que, a pesar de la amplia propaganda difundida, sólo un centenar de asistentes estuvo presente. El pueblo checo le dio un franco espaldarazo a esa infame convocatoria.

· El 8 de mayo del 2003, el obispo auxiliar de Praga, Václav Malý, realizó unas declaraciones abiertamente injerencistas al referirse a una reciente visita realizada a la Isla. Olvidándose de su condición pastoral declaró que los cubanos "no sonríen y se ven tensos" pues, según él, "son rehenes del régimen". Más adelante destacó una opinión similar al señalar que en Cuba "la gente vive como en una prisión, vive aislada; se trata de una dictadura". No cabe duda que este obispo servil al imperio y a causas oscuras no se tomó el trabajo de visitar las escuelas cubanas, ni los parques donde juegan y ríen a diario los niños, ni las fábricas y otros lugares donde el `pueblo vive y lucha por el porvenir. De haberlo hecho, movido por un honesto interés por conocer los sentimientos de los cubanos, no se hubiera limitado a reunirse sólo con algunos contrarrevolucionarios y diplomáticos extranjeros.

Actuó respondiendo a su viejo papel como disidente y buscando fomentar a la "oposición" interna, por supuesto, los cuatro gatos que murmuran mentiras e infamias sobre nuestra realidad.

· El día 29 de mayo de este año, la Fundación Hombre en Emergencia anunció en Praga la constitución del Comité Checo-Cubano. Según Tomas Janeba, uno de sus líderes, este Comité se encargaría de ayudar económicamente a los supuestos disidentes y sus familiares. No cabe duda que tal anuncio despertó una gran alegría en los mercenarios al servicio de Estados Unidos por cuanto una nueva fuente de ingresos les auguraba pingües beneficios para su negocio como "disidentes".

De acuerdo con la información, el Comité Checo-Cubano agruparía a notorios disidentes como el obispo Malý, Svatopluk Karásek, Karel Schwarszenberk y otras figuras de la política checa. Ellos serían los encargados de promover agrupaciones similares en otros países como España, Holanda y México. Es, desde luego, una forma de internacionalizar el apoyo a la contrarrevolución interna cubana.

· El 18 de junio del 2003 fue nombrado Václav Havel, expresidente checo, como embajador de buena voluntad del actual gobierno de ese país. Según el canciller Svoboda, Havel se encargará de promover apoyo en el mundo para los disidentes cubanos y para dar a conocer la violación de los derechos humanos en la Isla. Este nombramiento pone de manifiesto la conciente afiliación del gobierno de la República Checa a la actual campaña anticubana desatada en Europa, varios de cuyos gobiernos, como el checo, el polaco, el húngaro y el eslovaco, han planteado llevar al mínimo sus relaciones con la Isla. Ni cabe duda que estos gobiernos se congracian con Estados Unidos y los principales gobiernos europeos con vistas a garantizar su entrada a la Unión Europea.

· El 7 de julio, hace apenas cinco días, el MINREX de la República Checa realizó varias declaraciones a través del viceministro Rudolf Jindrák y del Jefe del Departamento de Prensa, Karel Boruvka, con respecto a que para su país "los derechos humanos representan una de sus mayores prioridades, a tal punto que se anteponen a los derechos comerciales en las relaciones bilaterales". Para el gobierno checo, Cuba debe cambiar su política doméstica si desea mantener las relaciones comerciales con la República Checa. Esta posición, basada en el chantaje, muestra la incapacidad de los dirigentes de ese país para entender que Cuba no claudicará a cambio de limosnas y prebendas. Esa incapacidad descansa, desde luego, en el hecho de que esos líderes sí han subordinado su política internacional a cambio de favores. Se han convertido inobjetablemente en marionetas de EE UU en Europa a cambio de ayuda económica y otros beneficios, mientras Cuba, a pesar de un férreo bloqueo y otras presiones, se mantiene digna e independiente.

Una larga historia de sumisión, con poco espacio para ser contada.

Hacer una exposición sobre la trayectoria mercenaria de las autoridades checas, es un reto para cualquier articulista. La causa obedece a que han sido tantas y frecuentes las maniobras anticubanas en las que se han involucrado, que ocuparía largas páginas su exposición. Por ello, amigo lector, apoyándome en una Declaración del MINREX cubano, fechada el 23 de enero del 2001, me limitaré a comentar algunas de las actividades contra Cuba desarrolladas por representantes del gobierno checo y otros ciudadanos de ese país, fungiendo como asalariados de los Estados Unidos y de la mafia terrorista de Miami.

· A partir del 3 de marzo de 1990, la República Checa asume el bochornoso papel de coauspiciador de diversos proyectos de condena contra Cuba en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra. De manera reiterada y descarada ha asumido el dudoso protagonismo en los ataques contra la Revolución Cubana y, cuando por diversas razones no ha querido sobresalir, su voto adverso siempre ha estado presente junto al de Estados Unidos.

· A partir de 1990, los funcionarios diplomáticos checos acreditados en la Habana participaron en diversas actividades de apoyo a la contrarrevolución interna, ofreciendo a la misma financiamiento y ayuda material. Su papel, sin embargo, no estuvo limitado solamente a eso. Quedó hartamente demostrado que los diplomáticos checos fueron empleados para canalizar la ayuda norteamericana a los grupúsculos de oposición, así como para ejecutar tareas de proselitismo y diversionismo ideológico entre intelectuales y profesionales cubanos.

Los años posteriores sirvieron de evidencia para el acrecentamiento de la actividad injerencista de los diplomáticos checos -convertidos descaradamente en ejecutores de las órdenes de la SINA- como lo prueban las denuncias cubanas sobre las acciones desarrolladas por diversos diplomáticos checos, entre los que sobresalieron Petr Mikyska, Robert Kopecki, Petr Pribik, Jan Vytopi y Petr Kavan. No resultó sorprendente el conocer que varios de estos diplomáticos viajaron con frecuencia a Miami, entrevistándose allí con terroristas de la FNCA como Pepe Hernández y Luis Zúñiga Rey, quienes los emplearon para transportar a Cuba, en valijas diplomáticas, documentos, pegatinas y dinero para sus servidores dentro de la Isla.

· El 12 de enero del 2001 fueron capturados los ciudadanos checos Ivan Pilip y Jan Bubenik quienes, por encargo de la organización anticubana Freedom House, se dedicaron a contactar y abastecer con dinero, recursos materiales y propaganda a varios contrarrevolucionarios. Ex ministro de Finanzas el primero y un reconocido disidente antisocialista el segundo, estos servidores de Estados Unidos fueron liberados posteriormente, no sin quedar debidamente comprobado su papel contrarrevolucionario y anticubano.

Mucho más podría detallarse sobre el papel de la República Checa en la actual campaña anticubana. Sería simplemente emborronar cuartillas.

Cuando se encuentre el primer ministro checo con los representantes de la mafia terrorista de Miami, el próximo sábado 19 de julio, los viejos líderes del autotitulado exilio suspirarán otra vez añorando la caída de la Revolución Cubana. Entre una opípara cena, vasos repletos de bebidas alcohólicas y gastadas consignas, se intentará volver a cocinar el destino de Cuba. Lo erróneo de sus sueños y ambiciones, por supuesto, es que tomarán en cuenta lo que piensan los verdaderos cubanos (los de aquí), que son los que promueven sueños justos y verdades indiscutibles. ¡Allá ellos, si vuelven a equivocarse!


Antiglobalización  -  Antivirus  -  Archivo Sonoro  -  Argentina  -  Bibliografía/Citas  -  Ciencia - CineColombia -  Contactos / Foro -  Convocatorias  -  Correo recibido  -  Chile  -  Cuba  -  Documentos -  Documentos militante -  Ecología -  Empleo -  Enlaces -  EE.UU. -  Formación -  Fotografía -  HUELGA GENERAL   - LegislaciónLiteratura  - México   Mundo Insurgente -  No Fumar -  Organigrama -  Palestina -  Plan de trabajo -  Prensa -  Problema Español -  Profesionales y Comunistas -  Resoluciones - SIDA - Sexualidad -   Software Libre -  Venezuela -  XVI Congreso Federal y  -  VI Congreso de Madrid
Volver a la página de inicio

Novedades


Sitio web de la Agrupación de Profesionales del Partido Comunista de Madrid  - http://www.profesionalespcm.org 
Los comentarios son bienvenidos
(profpcm@profesionalespcm.org): Carta a profpcm@profesionalespcm.org
Teléfono: (+34) 91 539 20 05 Fax. 91 539 03 37
Domicilio Social: C/Fray Luis de León, 11 - Esc. 2-2º (28012) Madrid. 

Envíanos tu aportación, o comentarios via formulario.
Recomendado reproducir material citando su procedencia..Impreso en papel reciclado y reciclable