Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Afíliate el Partido Comunista de España

Secciones: Marxismo -  Documentos, opinión, debate -  Formación / Educación

Título: MATERIALISMO HISTÓRICO Y MATERIALISMO DIALÉCTICO - Material para Formación y debate con selección de textos de Marx, Engels, Sacristán- Enlace 1

Texto del artículo:




7 y 8/5/10 Jornadas MATERIALISMO HISTÓRICO Y MATERIALISMO DIALÉCTICO en Madrid.




Documento elaborado por el camarada Ricardo y la Agrupación del PCE de Leganés en enero de 2008.

DESCARGA el PDF de 3,17 Mbytes y 91 páginas en formato PDF desde ENLACE 1.


Extraemos a continuación de dicho documento las primeras páginas, introductorias de los textos y del debate:

MATERIALISMO HISTÓRICO Y MATERIALISMO DIALÉCTICO
El conjunto del pensamiento marxista se acostumbra a definir en casi todas las
exposiciones convencionales del mismo por el materialismo histórico y por el
materialismo dialéctico. De manera preponderante por este último, que en las visiones
más ortodoxas del marxismo se representa como conteniendo al primero en tanto que
rama aplicable a las sociedades humanas de una ciencia o filosofía general del mundo.
Sin embargo, ni Marx ni Engels se propusieron ni acometieron nunca una
sistematización de conjunto sobre lo que sea uno u otro materialismo, aunque se pueda
rastrear su génesis en diferentes textos suyos, no pocas veces textos polémicos que,
como en el caso de Lenin en Materialismo y empiriocriticismo, no pretendían ser
manuales completos de ningún área del marxismo sino responder a los requerimientos
de disputas políticas muy concretas. De la exploración de estos textos se puede deducir
un hilo conductor de la concepción materialista de los autores del Manifiesto comunista,
pero jamás un sistema acabado, como con demasiada frecuencia se ha querido hacer,
aunque sólo sea por las muchas veces y la contundencia con que Engels, por ejemplo,
negó que Marx y él aspirasen a construir sistema alguno (en el Anti-Dühring y en
Ludwig Feuerbach y eljin de lajilosofia clásica alemana con especial insistencia).
Lo anterior explicaría por qué jamás emplearon Marx y Engels la expresión
«materialismo dialéctico» (que fue acuñada con posterioridad por Plejanov) y sólo
incidentalmente Engels la de «concepción materialista de la historia», en el principio de
el Anti-Dühring, para contraponerla a esas otras concepciones de la historia que
únicamente de forma tangencial toman en consideración en su metodología la
producción social de la vida material de los seres humanos.
Sentado lo anterior, es indiscutible que en el marxismo existe una concepción
materialista de la historia y que el conjunto de la visión del mundo marxista (para
emplear, de nuevo, una formulación de Engels) puede describirse como materialista y
dialéctica. Pero la forma de entender ambas cosas ha sido polémica a lo largo de la
historia del movimiento marxista, sobre todo de la última. A ello puede haber
contribuido la circunstancia antes mencionada de que ni Marx ni Engels se tomaran
nunca el trabajo de urdir una presentación sistemática, como si intentó toda su vida
Marx del funcionamiento general del capitalismo.
De hecho, una primera cuestión sobre la que se podría reflexionar es el hecho de
que no parece que esta carencia sea un olvido ni un defecto. La exposición genérica de
una filosofía global se podría entender como contradictoria con el materialismo y sobre
todo la concepción de la praxis marxista. Una vez que saldaron cuentas con el idealismo
hegeliano, principalmente en La ideología alemana y La sagrada familia, Marx y
Engels concentraron sus esfuerzos en los objetivos prácticos de diseccionar el
capitalismo y organizar la lucha contra él. Si más adelante Engels (por cierto, en gran
medida a requerimiento de Marx) se ocupa en el Anti-Dühring y en sus esbozos de La
dialéctica de la naturaleza de retomar los fundamentos originarios del marxismo en una
concepción materialista de la historia, lo hace esencialmente para reaccionar ante la
pujanza del positivismo filosófico, que penetraba peligrosamente en el movimiento
obrero, y que bajo la apariencia engañosa de una visión universal materialista u objetiva
y científica, encerraba una nueva forma de idealismo que volvía a eludir en su
exposición la estructura profunda de la sociedad capitalista.
Hay que tener siempre presente que el marxismo acaba con la misma filosofía tal
como había venido entendiéndose hasta su tiempo, y como continúa entendiéndola la
ideología burguesa dominante. Lo formulan con nitidez en la undécima tesis sobre
1
Feuerbach: «los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos; de
lo que se trata es de transformarlo».
Tras esta introducción, voy a limitarme a señalar algunas ideas acerca del
materialismo histórico y el materialismo dialéctico, sin aspirar a lograr una exposición
acabada, que además se puede deducir mejor de los textos propuestos (entre otras cosas,
porque sería demasiada vanidad querer explicar mejor que Marx y Engels lo que ellos
explicaron magistralmente). De las ideas y de la introducción finalmente extraeré
algunas preguntas que pueden orientar el debate.
a) Materialismo histórico
Como se ha dicho, la expresión «concepción materialista de la historia» es empleada
por primera vez por Engels en el Anti-Dühring.
Sin embargo, su exposición más brillante, aunque breve o además por eso, se
contiene en el prólogo de la Contribución a la crítica de la economía política, de Karl
Marx. En este texto, escrito en 1859, Marx resume el sentido de todas sus
investigaciones de los años anteriores, tratando de encontrar el hilo conductor y un
nuevo método de crítica de la sociedad burguesa. Y alcanza una conclusión que se la
convertido en la base clásica del materialismo histórico. No merece la pena resumirla
porque el texto es lo suficientemente escueto y claro. Si acaso podríamos decir que la
idea central estriba en considerar que, en la producción social de su vida, los seres
humanos entablan una serie compleja de relaciones entre sí, relaciones independientes
de su voluntad, que se corresponden con una determinada fase de desarrollo de sus
fuerzas productivas materiales. Este conjunto de relaciones conforman la estructura
económica de la sociedad, y es sobre su base que se levanta la multifacética
superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de
conciencia social.
Afirma Marx, pues, que no es la conciencia del hombre la que determina su
existencia, sino por el contrario, su existencia social la que determina su conciencia. Lo
que significa que el elemento predominante en el desarrollo histórico no serán las
formas de la superestructura que se manifiestan en la política, el derecho, la literatura o
el arte, sino la trama de relaciones de producción que conforman la base material de la
existencia. Sobre esta idea, además, han de entenderse los procesos revolucionarios de
cambio social, cuando las fuerzas productivas materiales chocan con las condiciones
objetivas de producción, cuando éstas se convierten en trabas de aquéllas, lo cual tarde o
temprano ha de sacudir la superestructura ideológica de la sociedad, llevando a luchas
que expresen el sentido de la transformación.
Ha habido multitud de simplificaciones de esta exposición del materialismo
histórico frente a las que hay que prevenirse. De ello se quejó amargamente Engels en
una carta que en septiembre de 1890 dirigió a Bloch. Advirtió en ella Engels que ni él ni
Marx consideraron jamás que se pudiera entender el materialismo histórico bajo el
prisma simplista de que el elemento económico es el único determinante de la historia.
Creían desde luego que la historia se determinaba en última instancia por las relaciones
de producción y reproducción de la vida real. Sin embargo, en el devenir concreto de las
sociedades humanas, éstas interactúan dialéctica y abigarradamente con la
superestructura ideológica y cultural, hasta el punto de que incluso en determinados
momentos son las luchas políticas las que fuerzan cambios profundos de las relaciones
económicas.
2
,
El propio Marx en 1877 llamó la atención de los redactores de la revista rusa
Otetschestvennii Sapiski (< método para la comprensión de los acontecimientos históricos, cuya mayor excelencia
consistiera en ser utilizado como pasaporte sustitutivo del esfuerzo de investigación
particularizada de hechos o acontecimientos semejantes, pero separados en el tiempo y
en el espacio. Es decir, un método histórico definido paradójicamente por su carácter
suprahistórico.
La mejor manera, en cualquier caso, de comprender la manera viva y en absoluto
mecanicista y esclerotizada en que Marx y Engels interpretaban su concepción
materialista de la historia es ver su aplicación práctica en los textos históricos. En
muchos fragmentos históricos de El Capital, por ejemplo, en Las luchas de clases en
Francia o en El 18 Brumario de Luis Bonaparte. Y, naturalmente, en el Manifiesto
comunista. No hay en ninguno de ellos una estática búsqueda de condiciones o causas
materiales de cada hecho histórico, sino un análisis concreto de los hechos y una
investigación abierta acerca de las complejas relaciones sociales que expresan las luchas
políticas y de su íntima trabazón con el desarrollo de las fuerzas productivas y las
relaciones de producción.
b) Materialismo dialéctico
Dentro de las diferentes corrientes marxistas que se han desarrollado a lo largo
fundamentalmente del siglo XX, la forma de interpretar el materialismo dialéctico ha
sido bastante más polémica que la del materialismo histórico, en el que en los principios
básicos hay sustancial consenso.
Los textos clásicos sobre los que se ha construido el materialismo dialéctico han
sido el Anti-Dühring y el manuscrito de La dialéctica de la naturaleza, ambos de
Friedrich Engels. El segundo de ellos quedó sin finalizar por el autor y el primero era
una obra fundamentalmente polémica sin pretensiones de completa sistematización, que
se fue publicando en la revista de la socialdemocracia alemana Vorwarts (<<¡Adelante!»)
desde enero de 1877. Ello en parte ha dificultado una lectura coincidente de sus
presupuestos centrales, al tener que deducirse cuando no están explícitamente
expuestos.
Hubo incluso una corriente marxista que entendió que el materialismo dialéctico,
concebido como visión general del mundo, era una extensión indebida de la teoría
crítica al conjunto de las ciencias naturales que provenía de una elaboración exclusiva
de Engels ajena a Karl Marx, quien se concentró en el análisis socioeconómico, político
e histórico. Esta tesis, no obstante, es poco consistente con los hechos. Entre Marx y
Engels existía una tácita división de trabajo, y la correspondencia entre ambos acredita
que contrastaban constantemente las investigaciones de cada uno de ellos. De manera
concreta, el Anti-Dühring fue escrito tras las peticiones reiteradas a Engels, a quien por
cierto no le apetecía demasiado embarcarse en tal proyecto, de Wilhelm Liebknecht y
del propio Karl Marx. Los tres creyeron importante responder al socialista Karl Eugen
Dühring, quien se infatuaba de haber construido un sistema general capaz de
fundamentar la totalidad de las ciencias, pretensión absurda que a juicio sobre todo de
Marx podía hacer demasiado daño de penetrar en la conciencia del movimiento obrero.
Es pues indiscutible que el materialismo dialéctico, al menos en su formulación de
Engels, se inserta por completo en el pensamiento marxista y que, en caso de haber en él
excesos especulativos, éstos eran compartidos por Marx y Engels.
3
)
!
~
Pero admitido esto, haya grandes rasgos dos formas fundamentales de interpretar el
materialismo dialéctico en el marxismo (dentro de cada una de ellas, por supuesto,
subsisten a su vez diferencias más o menos sensibles).
Una primera, más ortodoxa, fue dominante con la denominación acuñada por
Plejanov de diamat en la Unión Soviética, pero también en gran parte de la
socialdemocracia heredera del pensamiento de Karl Kautsky, quien la convirtió en
doctrina oficial de la Segunda Internacional.
Según esta primera interpretación, el materialismo dialéctico se constituiría, si no en
una ciencia de las ciencias, sí al menos en una nueva filosofía general, férreamente
armada y sistemática, que estudiaría el conjunto de la realidad, la totalidad de la
naturaleza, y dentro de ella por supuesto de manera específica las sociedades humanas.
El materialismo histórico no sería en consecuencia otra cosa que una rama del
materialismo dialéctico, pero éste podría abarcar en sus investigaciones y metodología,
si no los resultados concretos de la física, la biología o las matemáticas, sí su
orientación general. En una de sus formulaciones más categóricas, debida a Afanasiev,
se afirma que «el materialismo dialéctico es la ciencia que, después de resolver
atinadamente el problema fundamental de la Filosofía, manifiesta las leyes dialécticas
más generales del proceder del mundo material, las vías del proceso cognoscitivo y de
la transformación revolucionaria del mundo y la sociedad» (Fundamentos de filosofía
marxista). O en palabras de Politzer que «la filosofía marxista da una solución a todos
los problemas y que esta solución procede de lo que se llama el materialismo»
(Principios elementales y fundamentales de filosofía).
Al concebir el materialismo dialéctico como una ciencia, con sus propias
herramientas de conocimiento, se enuncian, como para cualquier otra ciencia, unas
determinadas categorías: lo particular y lo general, contenido y forma, esencia y
fenómeno, causa y efecto, necesidad y casualidad, posibilidad y realidad. También se
enuncian unas leyes generales del movimiento que serían de aplicación a toda la
realidad para descubrir su funcionamiento. Se trata de una reelaboración de las leyes de
la dialéctica que se contenían en la filosofía de Hegel. Aquí no obstante se conciben, de
manera «materialista», como leyes que rigen el movimiento de la realidad material y no
del espíritu y a su vez no como leyes metafísicas sino científicas. Las leyes más
importantes son las siguientes:
1.- Ley del cambio dialéctico.- Nada permanece estático, el universo está en
constante transformación.
2.- Ley de la acción recíproca.- El encadenamiento de todos los procesos que se
verifican en la realidad.
3.- Ley de la contradicción.- Cada cosa es una unidad de contrarios y la naturaleza
avanza siempre por medio de la negación de la negación.
4.- Ley de la transformación de la cantidad en calidad o del progreso por saltos.
Una segunda interpretación del materialismo dialéctico se debería a algunos autores
y dirigentes revolucionarios fundamentalmente de Europa occidental. De entre ellos, se
pueden destacar Antonio Gramsci, Karl Korsch o, en España, Manuel Sacristán.
Tienen éstos en común con la anterior visión que entienden que el materialismo
dialéctico es la expresión más general del pensamiento marxista. Sin embargo, rechazan
la idea de que se le pueda tomar como una ciencia autónoma y general que pudiese dar
razón de las investigaciones concretas de las ciencias positivas. Alegan que los mismos
Marx y Engels jamás dedujeron de ninguna ley general sus conclusiones sobre la
sociedad capitalista, sino de la investigación particular histórica y económica. Lo
4
contrario sería una nueva fonna de idealismo. Ni siquiera se admite que las leyes de la
dialéctica puedan ser aceptadas como verdaderas leyes, en el sentido que 10 son por
ejemplo las leyes de la fisica, sino como meras fonnas generales de pensamiento, más o
menos metafórico, que pueden servir todo 10 más para orientar de manera amplia la
investigación, pero nunca para avanzar de 10 desconocido a 10 conocido, para 10 cual es
indispensable recurrir a los métodos de las ciencias positivas, trátese de la fisica, la
matemática, la geología o la economía política.
Lo esencial para estas visiones sería «el análisis concreto de la realidad concreta»,
que constituía a juicio de Lenin el alma del marxismo. El materialismo dialéctico sería
una «simple concepción del mundo» (en palabras de Engels) que rechaza en la acción
de los seres humanos cualquier componente ajeno a la realidad mundana. Es por ello
materialista y por ello aspira a la liberación de la conciencia de todos los fantasmas con
los que a 10 largo de la historia ha sido obnubilada. Pero no sólo no se pretende un
conocimiento ajeno y por encima del científico, sino que se basa en éste, del que acepta
su «metodología analítico-reductiva». El materialismo dialéctico pennite la reflexión
acerca de la inspiración y la marcha de la investigación científica, así como posibilita el
estudio de la producción social de la ciencia, en la medida que la ciencia nace de una
práctica social humana. Pero en ningún caso posibilita la detenninación de resultados
específicos de la ciencia por métodos diferentes de los que ella misma crea en su
desenvolvimiento. Un fisico puede ser marxista, y que sea marxista influirá sin duda en
la orientación que imprima a su labor investigadora, como al resto de su quehacer en
tanto que ser social, pero los métodos de investigación que empleará serán los de la
fisica; si se dedicara a hacer cábalas con la negación de la negación no llegaría a ningún
lado.
La parte dialéctica no se define ni por «reglas» ni por «leyes», porque en el
pensamiento marxista no existen planillas. Nada ahorra el esfuerzo en el marxismo del
estudio de la realidad concreta. Y esto es justamente 10 que añade la dialéctica. «Pues la
práctica humana -dice Manuel Sacristán- no se enfrenta sólo con la necesidad de
penetrar analítico-reductivamente en la realidad, sino también con la de tratar y entender
las concreciones reales, aquello que la ciencia positiva no puede recoger». Y concluye:
«El análisis marxista se propone entender la individual situación concreta (en esto es
pensamiento dialéctico) sin postular más componentes de la misma que los resultantes
de la abstracción y el análisis reductivo científicos (yen esto es el marxismo un
materialismo)>>.
Expuestas así resumidamente dos grandes visiones del materialismo dialéctico para
el debate, sólo me cabe hacer tres precisiones:
Ambas encuentran base para sus argumentos en textos concretos tanto de
Marx como de Engels.
Los matices que pueden aportar dentro de cada una de ellas distintos autores y
corrientes son numerosísimos. Aquí sólo he querido recoger un balance muy
sucinto del debate.
No se puede asociar mecánicamente ninguna de ellas a posiciones políticas
detenninadas dentro del marxismo. Por poner un ejemplo cercano, la visión
más heterodoxa (tómese la palabra con todas las prevenciones que se quiera)
fue expuesta por Manuel Sacristán, quien ejerció un poderoso ascendiente
intelectual sobre el sector del PCE llamado leninista que denunció el
eurocomunismo. El sector de Santiago Carrillo en cambio mantuvo siempre
una concepción finnemente ortodoxa en la tradición de la diamat soviética.
5
y tras la exposición anterior, se sugieren algunas preguntas para el debate:
¿Qué relación se puede establecer entre el materialismo dialéctico y el
materialismo histórico?
¿Por qué entendía Marx que su concepción materialista de la historia era
imprescindible para el objetivo revolucionario del análisis?
¿Qué influencia puede tener en nuestra acción política concreta el
materialismo histórico?
¿Qué rasgos definen el idealismo de las concepciones hoy hegemónicas del
imperialismo, o de la globalización capitalista?
¿Es posible una concepción materialista de la cultura y el arte?
¿Es posible mantener una visión materialista de la historia haciéndola
compatible con alguna forma de religión? ¿Cabría entenderla compatible, por
ejemplo, con la teología de la liberación?
¿Cuál de las dos grandes interpretaciones del materialismo dialéctico nos
parece más correcta?
¿En qué relación se pueden poner el materialismo dialéctico, o el marxismo en
general, con las ciencias? ¿Cabe aceptar las leyes de la dialéctica como
verdaderas leyes científicas?
¿Es determinante una u otra visión del materialismo dialéctico en la acción
revolucionaria?
Textos seleccionados para apoyar esta materia:
Una selección de textos sobre materialismo histórico y materialismo dialéctico es
tarea ardua, dado que al respecto la cantidad de obras publicadas es inmensa. Sin
embargo, he realizado Un esfuerzo para elegir lo que se me antoja más
representativo. Aún así se verá que la extensión es enorme. Tómense pues los textos
para profundizar en la materia quien así lo estime. En todo caso, resalto la
importancia del trabajo de Lenin, por su carácter de exposición general del
marxismo, el prólogo a la Contribución a la crítica de la economía política de Marx y el prólogo del Anti-Dühring de Manuel Sacristán. General:

Sobre materialismo histórico:


(1) Carlos Marx (Breve esbozo biográfico, con una exposición del marxismo).VI
Lenin. Escrito en 1913 para el Diccionario Enciclopédico Granat.
(H) Prólogo de la Contribución a la crítica de la economía política.- K. Marx.
1859.
(III) Dos fragmentos de La ideología alemana.- Manuscrito escrito por K. Marx y F. Engels en 1845.
(IV) Carta a José Bloch.- F. Engels. 1890.

Sobre materialismo dialéctico:


(V) Fragmento de El Anti-Dühring o La revolución de la ciencia de Eugenio
Dühring.- F. Engels. 1877.
(VI) Fragmento de La dialéctica de la naturaleza.- Manuscrito de F. Engels.
1863.
(VII) Tesis sobre Feuerbach.- K. Marx. 1845.
(VIII) Prólogo a la edición del Anti-Dühring de Grijalbo (México, 1964).- Manuel Sacristán.

Artículo de www.profesionalespcm.org insertado por: El administrador web - Fecha: 07/05/2010 - Modificar

Comparte el artículo en las REDES SOCIALES: delicious Delicious | meneame Meneame | facebook Facebook | twitter Twitter | Technorati | barrapuntoBarrapunto
Próximamente disponible también para * Digg * Google Bookmarks* Wikio * Bitacoras.com * Reddit * * RSS * Technorati * Tuenti
Accedido o leido aproximadamente 13732 veces desde 07/05/2010
Vencer a la Troika

19 a 21/9/14 - FIESTA DEL PCE 2014 en S.Fernando de Henares, Madrid - Entrada gratuita - Compra bono ayuda
EMERGENCIA GAZA: Necesitamos tu ayuda
El porqué del boicot a Israel - El BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) es un arma contra los ocupantes de Palestina"


Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid


Información urgente antes del artículo, que puedes leer más abajo
CAMPAÑA del PCE CONTRA LOS RECORTES - BASTA DE CHANTAJES - nopagueslacrisis.org


GOLPE DE ESTADO FINANCIERO DE RAJOY Y ZP contra la clase trabajadora


Actúa solicitando referéndum vinculante para modificar Constitución sobre el establecimiento de un límite al déficit público


Sitio desnuclearizado, camapaña de Ecologistas en Acción
Sitio desnuclearizado, camapaña de Ecologistas en Acción


MANIFIESTO CONSTITUYENTE POR LA III REPÚBLICA ESPAÑOLA


Sitio Web de la Agrupación de Profesionales y Técnicos del Partido Comunista de Madrid - http://www.profesionalespcm.org 
Actualizado a 18/09/14
Los comentarios y colaboraciones son bienvenidos
(comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org): Carta a comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org
Envíanos tu colaboración, o comentarios vía formulario.
¡¡AFÍLIATE EL PARTIDO COMUNISTA DE MADRID - PCE
!

BÚSQUEDAS en este sitio web
AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAgregador RSS de noticias y contenidos - Aquí OTRA VERSIÓN DEL AGREGADOR RSS XML  AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content Feeds

IMPRIMIR Imprimir ESTA PAGINA (sólo si es imprescindible)  

Secciones: 
    [11-M Terror y Manipulación]  [15-M, MAREAS ciudadanas, Afectad@s Hipoteca]  [Acta Moderna]  [África]  [Anarquismo]  [Antiglobalización]  [Antivirus, Seguridad Informática]  [Archivo Sonoro, música y vídeo]  [Argentina]  [Bibliografía/Citas]  [Brasil]  [CC.OO.]  [CGT]  [Chile]  [China]  [Ciencia]  [Cine]  [Colombia]  [Congresos]  [Contactos]  [Convenios Colectivos]  [Convocatorias]  [Convocatorias defensa FERROCARRIL]  [Correo recibido]  [Cuba Socialista]  [Documentos militante IU/ PCE]  [Documentos, opinión, debate]  [Ecologismo]  [Economía]  [El Problema Español]  [Empleo (ofertas)]  [Enlaces]  [Esperanto]  [Estados Unidos de América]  [Europa]  [FIRMAS DE APOYO A MANIFIESTOS]  [Formación / Educación]  [Foro/Lista de Correo]  [Fotografías]  [Huelga General]  [Humor]  [Infancia / Juventud]  [Legislación]  [Literatura y otras Artes]  [Marxismo]  [Memoria Histórica]  [México]  [Movimiento Obrero/Mundo del Trabajo]  [Mujer / Feminismo]  [Mundo Insurgente]  [No Fumar /Derecho Fumadores Pasivos]  [Organigrama]  [Palestina]  [Plan de Trabajo]  [Prensa / Medios comunicación]  [Profesionales y Comunistas]  [República Española, La Tercera y Socialista]  [Resoluciones]  [Rusia, ex URSS, CEI]  [Sáhara Occidental]  [Salud]  [Sexualidad y mundo gay]  [SIDA]  [Software y Conocimiento Libre]  [Venezuela Bolivariana]  [Yugoslavia]
Volver a la página principal de www.profesionalespcm.org

Volver a la página de inicio
Código QR para dispositivos móviles:


Novedades

     ¡ PINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES PINCHA AQUÍ PARA LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADESPINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES



NO PAGUES LA CRISIS

ESTADÍSTICAS DE ESTE SITIO WEB:
  Página principal de www.profesionalespcm.orgINCLUYE EL BANNER EN TU SITIO WEB   PCE


Recomendado reproducir material citando su procedencia. Esta publicación es copyleft. Puede ser copiada sin ninguna restricción siempre que se mantenga esta nota. Apostamos por una Internet para todos y por el Software Libre LA AGRUPACIÓN DE PROFESIONALES DEL PCM SE IDENTIFICA Y HACE RESPONSABLE EXCLUSIVAMENTE DE LOS TEXTOS INCLUIDOS EN ESTE SITIO WEB, QUE FIRME COMO RESOLUCIONES O COMUNICADOS DE LA MISMA. Todos los datos públicos de este sitio web están tomados de la Red o enviados por sus creadores, su único fin es divulgar la noticia, nunca apropiarse de textos y fotos, Siempre publicamos  la fuente cuando es conocida
NO AL CANON DE CDs DE LA SGAE
NO A LAS PATENTES DE SOFTWARE
No acepto ser fumador pasivoEl humo ambiental del tabaco mata. No fumes en lugares comunes
GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES
EL COCHE DEVORA A TU CUIDAD, TU PLANETA Y TUS AMIGOS, APARCA EL COCHE PARA SIEMPREAPÁRCALO PARA SIEMPRE